4 tips para afrontar la discapacidad

Bajo la Ley de Seguro Social la discapacidad se entiende como la inhabilidad que tienen una persona para trabajar, específicamente si no puede hacer el trabajo que anteriormente realizaba, no se puede ajustar a una nueva actividad por su condición médica, se espera que la misma dure o ha durado al menos un año o desencadene en la muerte.

A continuación se proponen algunos tips para afrontar la situación

Acuda a un abogado

Bajo estas circunstancias, el consejo de un abogado de discapacidad del seguro social en Lawrence MA puede ayudarle a tramitar los reclamos, compensaciones y ayudas gubernamentales a los que pueda tener derecho. El dinero puede parecer material, pero es importante para afrontar la vida con garantías.

Permita que afloren sus emociones.

Afrontar la nueva vida implica enfrentar los duelos de cómo era su vida anterior, todas sus pérdidas y el impacto emocional que se genera. No evite las emociones, es normal sentir rabia, tristeza, culpa o frustración. Las emociones son adaptativas, al permitir que se manifiesten se abre la posibilidad de poderlas canalizar para acomodarse a la nueva situación.

Comparta con personas que pasan por la misma situación.

Es indiscutible que las personas que viven una situación similar a la suya pueden entenderlo mejor y desde la empatía ofrecerle ideas y compartir experiencias de cómo puede afrontar su discapacidad. Ver cómo otros lo han superado o poder contarle sus sentimientos, miedos, dudas puede contribuir a darse cuenta de lo mucho que puede hacer y aprender.

Aprenda algo nuevo.

Cada persona cuenta con una batería de recursos propios, familiares y de su entorno para canalizar las emociones que lo mantienen sumergido en situaciones adversas, puede ser por ejemplo realizando alguna actividad deportiva o artística, conversando cómo se siente con sus familiares o amigos.

Busque apoyo profesional.

Especialmente si siente que lo necesita. Como ya se ha mencionado, el apoyo profesional de abogados, psicólogos, médicos, etc. es clave para que el proceso de adaptación funcional y emocional sea progresivo y responda a sus características personales, la naturaleza de la discapacidad, su género y el periodo de vida en que se encuentra.

Be the first to like.